Afidro pide imparcialidad al Ministerio de Salud para estudiar la Declaratoria de Interés Público de los productos de Hepatitis C

Comunicado # 3 de 2018

Bogotá, enero 16 de 2018.- La Asociación de Laboratorios Farmacéuticos de Investigación y Desarrollo (Afidro) solicitó al Ministro de Salud que margine a la Directora de Medicamentos y Tecnologías de esa cartera, la Dra. Carolina Gómez, de cualquier participación en el proceso administrativo que por el cual se resolverá si los medicamentos contra la Hepatitis C deben o no ser declarados de interés público.

Este proceso se inició el pasado 20 de diciembre de 2017, y en la carta presentada ayer por el gremio farmacéutico para poder hacerse parte en el mismo, su Presidente, Gustavo Morales, puso de presente los eventos en los cuales la Dra. Gómez, ha fijado ya una posición sobre su preferencia personal en el desenlace del proceso, lo cual vulnera la garantía de imparcialidad que necesitan los interesados.

“Una declaratoria de interés público es el paso previo a una expropiación de una patente y por eso debe tramitarse con total respeto a los derechos de las partes involucradas. La Dra. Gómez se refirió a la mera apertura del proceso, en un trino, como un ´regalo de navidad´. ¿En qué sentido esto es un regalo y para quién?” dijo Morales al explicar el contenido de su carta.

Una organización denominada Ifarma había solicitado hace dos años al Ministerio que se declararan de interés públicos todos los tratamientos contra la Hepatitis C. Este tipo de declaratorias constituyen un paso previo necesario para que la Superintendencia de Industria y Comercio autorice a terceros a producir o comercializar productos patentados sin visto bueno del titular de la patente, en una figura que se conoce como licencia obligatoria.  En consecuencia, existen empresas privadas que se podrían directamente beneficiar de una eventual decisión favorable a la declaratoria, y de ahí la importancia, según Afidro, de garantizar total objetividad en el trámite del proceso previo.

En su comunicación, Afidro señaló que el proceso se había abierto sin que los solicitantes cumplieran el requisito elemental de indicar específicamente cuáles son las patentes que podrían estar afectando el interés público, y sin motivar siquiera preliminarmente las razones por las cuales las medidas de control de precios y compra centralizada recientemente aplicadas con éxito a estos productos son insuficientes. “Todo parece indicar que al Ministerio no le preocupa el tema de los precios, que ya tiene bien controlado por otros caminos, sino el tema de permitir la entrada de nuevos comercializadores al mercado, desconociendo las patentes vigentes. Eso también genera mucha inquietud”, concluyó Morales.

Según el propio Ministerio de Salud, estos productos tuvieron una reducción de precios de cerca del 85% gracias a una exitosa compra centralizada realizada a finales de 2017. “¿Para qué quieren además meterse con las patentes?” se preguntó Morales. “Alguien tiene mucha prisa de entrar a este mercado sin invertir un peso en investigación y desarrollo”, concluyó. 

Gustavo Morales

Presidente Ejecutivo AFIDRO