Asociaciones biofarmacéuticas de América Latina trabajan juntas para mejorar la calidad de la salud en la región

Octubre de 2018.- Se acaba de lanzar una nueva plataforma en línea por parte de diversas asociaciones biofarmacéuticas de América Latina. Esta plataforma, llamada Nuestra Salud América Latina, servirá para exponer necesidades médicas no atendidas en la región, así como resaltar las soluciones a favor de la innovación que pueden mejorar la vida de los pacientes latinoamericanos.   

Esta iniciativa regional resaltará alianzas público-privadas y casos de estudio exitosos y debatirá las políticas públicas que desincentivan la innovación médica y disminuyen la inversión del sector privado.

Las asociaciones, incluyendo la Asociación de Laboratorios Farmacéuticos de Investigación y Desarrollos (AFIDRO), Asociación Nacional de Laboratorios Farmacéuticos (ALAFARPE), Cámara Argentina de Especialidades Medicinales (CAEME), Cámara de la Innovación Farmacéutica de Chile (CIF), Federación Centroamericana de Laboratorios Farmacéuticos (FEDEFARMA), y la Federación de la Industria Farmacéutica Latinoamericana (FIFARMA), emitieron el siguiente comunicado conjunto acerca de la iniciativa: 

“Las medicinas innovadoras han ayudado a los ciudadanos de América Latina a vivir vidas más largas y saludables. Pero muchos pacientes necesitan más alternativas en el proceso de decidir cuáles medicamentos utilizar, acceso acelerado a tratamientos de última generación, así como sistemas de salud financiados que garanticen atención de calidad y un ecosistema que promueva la innovación. Nuestra Salud América Latina presenta soluciones de políticas públicas que priorizan a los pacientes, con la intención de contribuir al debate y las decisiones de políticas de salud pública en toda nuestra región. Estamos entusiasmados por los proyectos conjuntos que estamos comenzando para enfrentar estos desafíos.”

La expectativa de vida en la región incrementó más del 35 por ciento en los últimos 50 a 60 años, pasando de un promedio de 56 años de vida en 1960 a 76 en el 2016. Además, un estudio publicado en 2017 reveló que la expectativa de vida es tres años más alta en los países de la región que facilitan acceso a medicinas innovadoras. Pero en América Latina las enfermedades no transmisibles, como condiciones cardíacas, diabetes y cáncer, amenazan la salud de los pacientes y aprietan los presupuestos nacionales de salud. Con mayor colaboración e inversión en medicamentos innovadores los pacientes latinoamericanos podrán volver a vivir vidas largas y productivas, así como reducir la devastadora carga que estas condiciones traen consigo.

Nuestra Salud América Latina propone un compromiso regional y llama a todos los grupos interesados en la región a invertir más en salud y a adoptar políticas que promuevan la innovación y aseguren que los pacientes tengan acceso a las medicinas de las cuales sus vidas dependen. Para más información, lo invitamos a visitar www.nuestrasaludlatam.org.