Órganos de fallecidos con hepatitis C podrían ser donados, tratados y curados

Noviembre 07 de 2017.- Gracias al hecho de que ahora las drogas contra la hepatitis C curan la enfermedad, es posible trasplantar órganos de personas fallecidas infectadas con este virus, a receptores que una vez culminado el trasplante mismo, se someten al nuevo tratamiento contra dicha enfermedad, y a las pocas semanas quedan completamente curados. Esta maravillosa posibilidad, que ya es una realidad, permitirá aumentar significativamente el número de potenciales donantes, cerrando así la brecha entre el número de los pacientes necesitados de una donación urgente, y el número de donantes aptos.
A mediados de 2016, la Facultad de Medicina de la Universidad de Pensilvania comenzó un estudio clínico para probar la seguridad y efectividad derivadas de la donación de riñones infectados con Hepatitis C. El estudio está financiado parcialmente por la empresa farmacéutica Merck (MSD en Colombia, afiliada a Afidro), que fabrica el medicamento Zepatier, contra la hepatitis C. Después de la cirugía, las personas que participan en el estudio esperan en el hospital durante algunos días hasta que el virus aparece en su sangre, y luego se someten a un tratamiento de 12 semanas con Zepatier. Menos de 30 personas han recibido un trasplante, pero la totalidad de las personas que han culminado el tratamiento con el medicamento están ahora libres del virus.
Al menos en el área de los trasplantes cardíacos y de riñón, la posibilidad de trasplantar órganos infectados le da esperanza a Miles de pacientes que esperan ansiosos la aparición de un donante.