La tecnología digital que revolucionará la cardiología

Bogotá, 09 de mayo de 2018.- La fibrilación auricular, causante de muchos infartos, tiene una peculiaridad: una vez detectada, se le puede tratar de manera barata y efectiva con anticoagulantes orales. El problema es detectarla. Un reciente descubrimiento parece superar ese desafío de manera impresionante. Es tal la magnitud del descubrimiento, que seguramente va a revolucionar el ejercicio de la cardiología, pues en lugar de que un especialista vea a un paciente una o dos veces al año, esta tecnología va a permitir recaudar la información del paciente, en lugar de aplicar una solución general para todos ellos; al paciente se le va a tratar las 24 horas del día, los 7 días a la semana, con base en información real, de modo que el tratamiento será más individualizado y más inteligente. Aunque esta tecnología sólo aplica para un tipo de fibrilación auricular, quizá pronto pueda aplicarse a todas. No debe perderse de vista que la fibrilación auricular es una de las más importantes causas de infarto, afecta al 3% de la población mayor de 65 años. Esta tecnología, además, detecta la existencia de la condición en un lapso de 5 minutos, con una tasa de acierto del 99.3%, y tan solo un 0.8% de falsos positivos. Lo más interesante es que el algoritmo propio de esta tecnología ya viene insertado en el dispositivo portátil de Fitbit. Unos pequeños ajustes a esta tecnología, que hoy en día portan millones de personas en el mundo, permitirán saber quién padece fibrilación auricular con semejante nivel de exactitud. La tecnología, para los interesados, se denomina fotopletisismografía, y fue presentada en la Conferencia de Salud Conectada de Boston recientemente.